Consejos, rutas y guías de ciudades para viajar con perro

Último Post
Top
Image Alt

Consejos para ir a la nieve con tu perro

Perro disfrutando de la nieve con un niño siguiendo consejos de seguridad

Consejos para ir a la nieve con tu perro

¿Quieres disfrutar de la nieve junto a tu perro? Anota estos 9 consejos para ir a la nieve con tu perro que te ayudarán a protegerle del frío y disfrutar juntos de un paisaje nevado inolvidable. La nieve es uno de los entornos más atractivos tanto para humanos como para perros; sin embargo, al igual que nosotros, ellos también necesitan ir bien preparados para disfrutar de esta experiencia sin riesgos.

2. Protégele del frío

Hay razas que soportan mejor el frío que otras. Tú mejor que nadie conoces a tu perro y sabrás si necesita llevar un abrigo y calzado especial para la nieve. Ten en cuenta que hay perros que necesitan mayor protección:

  • Perros frioleros
  • Perros de pelo corto
  • Perros sensibles
  • Cachorros
  • Perros mayores
  • Perros enfermos

3. No dejes que coma nieve

En los lugares donde la nieve es constante, o donde se acumula mucha en poco tiempo, se trata con químicos como el anticongelante o con sal, los cuales son tóxicos para tu peludo. El anticongelante tiene un aroma que resulta atractivo para muchos perros, y si el tuyo es curioso, muy probablemente intente ingerirlo.

4. No permitas que se lama las patas

Por motivos muy similares al anterior, no debes permitir que tu perro se lama las patas durante el paseo ni después de él antes que lo higienices.

5. Cuida con protector sus almohadillas

Las almohadillas son la zona del cuerpo que más contacto tienen con la nieve y el suelo frío del lugar a donde vayáis. Por eso, es uno de los principales canales por los que el frío entra a su sistema y también se pueden resentir por la superficie helada a la que se les expone.

Valora la opción de ponerle un calzado que le recubra sus patas o una crema o spray protector para reforzar sus almohadillas. Estos productos debes aplicarlos antes de su paseo para que se encuentre protegido una vez salga.

6. Protégelo del sol

El reflejo del sol y los rayos UV en la nieve tienen un efecto amplificado que pueden dañar tu piel y la de tu perro. Por este motivo es aconsejable que le apliques protector solar canino, especialmente en la zona del hocico que es la más propensa a quemarse.

7. Lleva agua y alimento para él

Jugar y corretear por la nieve puede apasionar a tu peludo, y por eso necesitará agua para no deshidratarse y comida para recuperar fuerzas.

8. No lo pierdas de vista

Llévalo con correa y si decides soltarlo en algún momento para que disfrute en libertad, no dejes de vigilarlo. Está en una zona desconocida con nuevos estímulos y puede perderse fácilmente. Por supuesto debe tener su chip de identificación y un collar con chapa con tus datos. Incluso, si vuestra jornada en la nieve se va a alargar, valora la posibilidad de ponerle un abrigo que brille en la oscuridad o un accesorio reflectante, ya que en las zonas de nieve suele oscurecer más rápido y así podrás verlo sin problemas.

9. Sécalo e higienízalo muy bien al llegar a casa

Un consejo muy importante. Al llegar a casa o al alojamiento en el que vais a estar esos días, es necesario que seques muy bien a tu perro con una toalla para quitar la humedad de su pelaje y así reducir el frío de su cuerpo.

También puedes darle un baño para que recupere su temperatura normal, pero antes revisa con atención sus patas y almohadillas para asegurarte de que no tiene ningún daño.

Por último y sin duda, lo más importante, antes de planificar un viaje a la nieve, asegúrate de que tu perro también puede acompañarte.

🐶 ❄️ Aquí tienes un post con los destinos de nieve que más nos habéis recomendado en nuestras redes sociales para ir con nuestros peludos 💙

Otros artículos que pueden interesarte

Publicar Comentario