Mano sujetando un plato de pienso y perro mirando

¿Cómo planificar la comida del perro en vacaciones?

Viajar con perro siempre requiere de una planificación previa importante: buscar un destino dog friendly, reservar alojamientos que admitan mascota, escoger el medio de transporte más adecuado, preparar su maleta… ¡y llevar su comida!

Esto último puede ser difícil de gestionar y en muchas ocasiones hemos recibido mensajes preguntándonos cómo lo hacemos nosotros cuando viajamos con Futt.

Así que, para echarte una pata, te compartimos distintas opciones que puedes usar para planificar la comida del perro en vacaciones. ¿Cuál escogerías tú?

 

1. Cargar con su comida durante todo el viaje

Esta es la más sencilla para escapadas o si haces un road trip, pero puede ser inviable si vamos a estar muchos días fuera y además tenemos un perro grande.

Nosotros con Futt solemos escoger esta opción porque siempre viajamos con él en coche. Por lo tanto, si el viaje es muy largo (como cuando fuimos a Eslovenia el año pasado), el pienso lo dejamos siempre en el maletero del coche y es bastante cómodo.

 

2. Modificar tu suscripción mensual de pienso

Si tienes una suscripción mensual de comida y suelen enviártela a casa haz las modificaciones necesarias para que no te hagan la entrega mientras estás de viaje. Por ejemplo, empresas como pienso Happets te permiten comprar comida de perro online y recibirla en tu domicilio cada mes.

Si ese es tu caso lo ideal es que modifiques la fecha de envío para recibir la comida antes de marchar de vacaciones y así asegurarte que no te quedarás sin provisiones. O igual puedes consultar con tu proveedor si te permite modificar la dirección de envío para que la recibas en tu lugar de vacaciones (avisando previamente al alojamient0).

 

3. Comprar el pienso en tiendas de mascotas o clínicas veterinarias

Si durante tu viaje te alojas o visitas alguna ciudad, una opción muy buena es comprar en ella la comida que necesites para tu perro. Te recomendamos que antes de emprender las vacaciones te asegures de que hay supermercados, tiendas de mascotas o clínicas veterinarias cercanas a tu ruta. Y si necesitas una marca de comida muy específica, puedes llamar a los negocios para confirmar que tienen en stock o que pueden encargarla a tiempo para tu llegada.

 

4. Comprar online y enviar la comida a tu lugar de vacaciones

Una alternativa muy cómoda es hacer la compra del pienso por Internet y pedir que te la envíen a tu alojamiento. Sobre todo es interesante si vas a estar todas las vacaciones o gran parte de ellas en un mismo lugar.

Si te decantas por esta opción no olvides llamar previamente al alojamiento para explicarles la situación y asegurarte de que están de acuerdo en recibir el envío.

 

5. Contratar un servicio de mensajería

Si vas a estar alojado en más de un lugar y no quieres ir cargando siempre con el pienso, puedes contratar un servicio de mensajería y enviar paquetes con comida a los distintos lugares en los que vayas a parar.

En este caso planifica bien cuántos días vas a estar en cada sitio para calcular la dosis de pienso que meterás en cada paquete. Y, como en el caso anterior, avisa al alojamiento de que estás pensando hacer estos envíos.

 

6. Dieta BARF

Si tu perro sigue una dieta BARF tendrás que consultar previamente qué tiendas, supermercados y/o carnicerías vas a encontrar allí dónde viajas. Para que la comida se mantenga en buen estado es importante que escojas un alojamiento que tenga nevera o que compres la comida justo antes de ofrecérsela a tu perro.

 

7. Cocinar su comida

Durante nuestros viajes también hemos conocido personas que alternaban pienso con comida que ellos mismos cocinaban o que pedían en un restaurante.

Esta opción te permite llevar menos cantidad de pienso en la maleta pero puede ser una alternativa delicada para el estómago de tu perro. Si decides hacerlo que sea porque sabes de antemano que no va a hacerle daño ya que está acostumbrado a la comida cocinada.

 

 8. Transporte de mochila

En las rutas estilo el Camino de Santiago encontrarás empresas que se dedican a transportar las mochilas de una etapa a otra para que puedas ir más ligero durante la jornada. Así que puedes optar por llevar una mochila con la comida de tu perro y pagar uno de estos servicios. De esta manera, cuando llegues al siguiente alojamiento allí te estará esperando tu equipaje.

 

¿Cuál de estas opciones te parece mejor para planificar la comida del perro en vacaciones? ¡Cuéntanoslo en un comentario!

 

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies